Spencer

Director: Pablo Larraín
Guionistas: Steven Knight
Productores: Isabell Wiegand, Tom Quinn, Sarah Nagel, Steven Knight
Reparto: Kristen Stewart, Jack Farthing, Timothy Spall, Sean Harris, Stella Gonet, Richard Sammel, Amy Manson, Sally Hawkins, Jack Nielen, Freddie Spry
Productora: Fabula Productions, Komplizen Films, Shoebox Films
Género: drama, biografía

¿Ustedes creen saber quién era Lady Di? Pues yo también. Y lo digo más por cosas que uno lee, noticias, o ve películas como Diana de 2013 (está en Prime Video) o documentales como Diana: In Her Own Words o Diana: detrás de la pantalla (está en Prime Video). Pues les cuento, queridos amigos, que, por lo menos yo, no había visto algo que se sintiera tan real como Spencer. Y no es porque sienta afinidad por esta actriz, es porque este personaje se les mete en la piel.

Spencer, nos mostrará la Navidad de 1991 en donde Diana tuvo que pasarla con la familia real. Es una tortura y una pesadilla, pero también es el momento en el que decide dejar a Carlos. La vemos pasear por paisajes hermosos, caminar por pasillos de gran magnitud, usar ropa preciosa, pero lo peor de todo, compartir con la familia de su esposo, aquel que le está siendo infiel y ya es de conocimiento público.

La actuación de Kristen Stewart como Diana, es impecable. Logra que se nos vuele la cabeza, en el sentido que se lo imaginen. Y es que la interpretación de esta mujer es brillante. Puede hacer que se metan en su piel, su vida y su cabeza. Podemos disfrutar con ella momentos pequeños de felicidad, pero también vivir momentos de locura, tristeza y ansiedad.

No voy a negarles que me perdí un par de veces en la historia y siento que es porque, justamente, no logré identificar varias veces sus momentos de equilibrio y en donde no lo estaba tanto.

Aunque al principio me costó un poco engancharme con la historia, es un poco lenta, pero no es mala, debo confesar que las primeras escenas de ella no me gustaron, luego le fui cogiendo cariñito hasta que se me metió por los poros de la piel. Todo el tiempo mi cabeza estaba diciendo “no puede ser”, “pobre mujer”, “¿qué está pasando?”. Así que, creo que se cumplió el objetivo.

El elenco de Spencer

Spencer no tuvo que tener un montón de gente en escena para lograr ser una obra ante los ojos del espectador. Empezando por su protagonista, Stewart logró romper esquemas, mentes y corazones. Los príncipes: William y Harry, interpretados por Jack Nielen y Freddie Spry respectivamente, hacen un gran papel. Sinceramente jamás los había visto, pero siento que la conexión que se sintió entre los tres, fue imprescindible para poder lograr que toda la historia fuera mucho más genuina y creíble.

Obviamente tenemos a Jack Farthing, quien interpreta a Carlos, y ¡me cayó muy mal! Qué mala clase. El logró despertar en mi un sentimiento de odio y repulsión. Sally Hawkins hace un extraordinario papel como la estilista/ayudante de Diana. Para que la ubique, fue la protagonista de La forma del agua. Aunque la vemos de forma intermitente, siempre me ha gustado su forma de interpretar cada papel. En este caso, logra sacarnos sonrisas y, además, darnos un poquito de esperanza con su forma de ser con Diana.

Aunque su participación en la cinta fue poca, casi nula, Stella Gonet fue la encargada de interpretar a la Reina Isabel II y qué les puedo decir, las pocas veces que la vi (sin mentirles como dos), me hicieron pensar que estaba ahí más por llenar un personaje que porque realmente valiera la pena, siento que la desaprovecharon mucho. Por otro lado, tenemos a Timothy Spall, quien interpretó a Alistair Gregory. Él fue contratado para mantener el orden y a los fisgones fuera de los terrenos reales y, déjenme decirles, me gustó mucho su interpretación y aún más, que no logré descifrar si me cayó bien o mal. Por último, uno de mis favoritos: Darren McGrady, el chef real, interpretado por Sean Harris. Otro personaje sincero, sencillo y con corazón. Ojalá logren amarlo tanto como yo.

Abriendo bien los ojos

Tengo mucho por decir del vestuario de Spencer. ¡De por Dios, el vestuario! Es una cosa preciosa. Jacqueline Durran se lució con este trabajo. Ella también trabajó en Mujercitas, Anna Karenina y La bella y la bestia (la de Disney). Desde lo más play y elegante, hasta la cosa más sencilla como unos mom jeans con medias largas y tenis. Obviamente, Diana tendía que estar siempre de punta en blanco, así decía mi mami, es decir, súper hiper mega arreglada, pero como bien dice un dicho coloquial en Colombia, “con cualquier chiro se ve preciosa”. Y así es. Trabajaron en todos y cada uno de los detalles, no solo del vestuario de la protagonista, de todos y cada uno, desde los cocineros, que aparecían poco, hasta la Reina, por supuesto. Ella ha recibido varias nominaciones y premios por su trabajo en esta cinta.

Siento que logré identificar paletas de colores para algunos de los personajes, claramente Diana tenía colores pastel y claros, aunque un par de veces, si mal no recuerdo, cortó con colores fuertes y oscuros.

Otra cosa que también me pareció preciosa fue donde rodaron todo: las locaciones. Alemania fue el sitio escogido para rodar Spencer y el gran Palacio de Nordkirchen, fue donde pasaron los días de Navidad, en la peli, obvio. Qué belleza, cada espacio, los caminos, como todo está rodeado por agua es impresionantemente lindo.

También me ENCANTÓ el formato de la peli. No soy la más experta, pero la imagen tiene una especie de ruido que hace que se vea envejecida y eso me parece fascinante. Obviamente, esto no estorba en ningún momento.

¡Súbanle el volumen!

¡Oiganmeee! La musicalización es maravillosa. Saben que esta siempre es una de mis cosas favorita de las pelis (además que siempre lo digo). Jonny Greenwood, músico y compositor inglés, además de formar parte de Radiohead, fue el encargado de componer la banda sonora de Spencer. Este hombre, a parte de tocar en esa banda la guitarra y el piano, toca ene mil instrumentos más y ha trabajado en las bandas sonoras de cintas extraordinarias como Tenemos que hablar de Kevin, Phantom Thread y El poder del perro.

Nada, siento que absolutamente nada en esto está mal. Cada nota musical que acompaña la cinta y cada silencio, encajan a la perfección. La mezcla de géneros nos ayuda a ponernos en su posición y a sentir todas sus emociones. Compuso “Crucifix”, la primera canción de la cinta, que es una mezcla entre rock clásico y el estilo barroco, una decisión rara, pero que describe muy bien toda la música de la peli.

Este genio ha sido nominado a varios premios por su trabajo y también ha sido el ganador de otros varios por Spencer.

Solo puedo decirles que Spencer, rompió mi corazón de forma inexplicable. Ver como una persona se desmorona mental y físicamente y que está, básicamente, sola en la vida. Sin embargo, vemos también la fortaleza y tenacidad con la que toma la decisión de, por fin, ser libre.

Corran a ver Spencer en las salas de cine de Colombia y cuéntenme qué tal les pareció. Espero que la disfruten tanto como yo.

(Visited 44 times, 2 visits today)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: