fbpx

El Mundo Oculto de Sabrina – T2

Creador: Roberto Aguirre-Sacasa
Directores: Alex Pillai, Alex García Lopez, Rachel Talalay, Viet Nguyen, , Craig William Macneill , Lee Toland Krieger, Maggie Kiley, Rob Seidenglanz
Guionistas: Roberto Aguirre-Sacasa, Donna Thorland, Matthew Barry, Oanh Ly, Lindsay Calhoon, Axelle Carolyn, Christianne Hedtke, Ross Maxwell
Productores ejecutivos: Roberto Aguirre-Sacasa, Lee Toland, Greg Berlanti, Jon Goldwater, Sarah Schechter
Protagonistas: Kiernan Shipka, Ross Lynch, Lucy Davis, Miranda Otto, Chance Perdomo, Jaz Sinclair, Lachlan Watson, Richard Coyle, Michelle Gomez, Tati Gabrielle, Adeline Rudolph, Abigail F. Cowen, Gavin Leatherwood
Género: Drama, fantasía, horror
Título original: Chilling Adventures of Sabrina
Temporada: 2
Capítulos: 9

¡Alabado sea Satán!

El 5 de abril se estrenó la segunda temporada de El Mundo Oculto de Sabrina en Netflix y literal estaba contando los días para verla. Debo confesar que me sentí bastante intrigada y un poco confundida con la serie basada en Archie Comics. Sin embargo, le di un chance y una vez más, terminé enamorándome de esta serie.

Si creyeron que la primera temporada fue oscura, esta lo es aún más. Me sorprendió el manejo que le dan no solo al cambio de los personajes, también a situaciones que se presentan en la vida cotidiana y que muchos aún lo creen tabú.

Me confunde un poco la actitud de Sabrina (Kiernan Shipka). No llego a sentir que ella tenga claro lo que realmente quiere, aunque es de suponer que eso pase ya que está dividida en dos mundos.

Pero su mundo ya no es simplemente ella y el Señor Oscuro, ahora es mucho más. Su amistad con Harvey (Ross Lynch) es mucho más llevadera al igual que la de sus amigas, pero ellos también cambian en muchos sentidos. Susie siente que tiene un lado masculino el cual no puede negar, así que decide luchar por lo que siente contra todo el mundo. Rose cada vez se pone peor con respecto a su vista dado a sus visiones y Harvey.. bueno, tiene claro que las cosas con Sabrina ya no se pueden dar, así que decide mirar hacia otra dirección.

Sabrina ahora quiere ser una gran bruja, se vuelve una buena aprendiz e inclusive deja de asistir a su escuela de “mortales” para centrarse más en el mundo de la magia. Para ella cada vez se vuelve más fácil hacer conjuros y cada día que pasa se siente mucho más cómoda con ese mundo.

Le interesa tanto formar parte del mundo mágico, que se postula para una gran tradición de su academia: la elección del nuevo líder de la academia, lo que nosotros podríamos entender como un representante estudiantil. Sin embargo, lo hace no solo por querer formar parte de este ritual, sino además porque, al igual que en la primera temporada, lo hace para “darle voz” a todos los estudiantes, sin importar su género, demostrando que todos pueden participar en todos los desafíos que se presenten.

Me vi esta segunda temporada dos veces y confieso que al principio no me enganchó, pero después ganó mi corazón. Aunque los temas que trata esta temporada son mucho más oscuros y explícitos, son temas que muchos considerarían tabú y eso fue lo que más me gustó. Hablan de sexo y el transgenerismo.

Acá conocemos qué son las lupercales. Como lo explica la tía Celda es una “sinfonía de sensualidad y placer”, son una cadena de rituales los cuales llevan a tener sexo con una pareja que es escogida por medio de un baile en la academia. Por suerte, Sabrina arregló con Nicholas (Gavin Leatherwood) para quedar juntos en este ritual, y no solo se vuelven compañeros de academia, de rituales, de estudio, sino también se vuelen novios. Me gusta mucho como manejan la relación entre los dos y la caballerosidad con que Nicholas se comporta con ella.

Cuando hablo de transgenerismo, me refiero a Susie, ¿se acuerdan de ella? Una de las amigas de Sabrina, que, aunque es mujer, se siente más como un hombre y lucha para poder ser parte del equipo de baloncesto (que es masculino) de su escuela. Sabrina le da un empujoncito y ella logra entrar. Desde ahí ella se vuelve mucho más confiada y empieza a llamarse Theo.

Pero esta temporada va mucho más allá de esos temas, involucra cosas serias para la iglesia de la noche. Como reglas retrogradas, una nueva sacerdotisa, la llegada del Señor Oscuro en su forma terrenal. Si lo notan bien, desde la primera temporada nos presentan una serie de eventos en los cuales Sabrina siempre es la protagonista y acá terminan de cumplirse, eso hace que el Señor Oscuro vuelva y, junto con eso, podamos descubrir una cruda verdad. Así que les recomiendo que pongan mucha atención desde el primer minuto del primer capítulo y los reto a que la descubran por si solos antes de llegar al último capítulo.

Claramente recomiendo esta serie porque no solo es buena a nivel de guión, también esta muy bien hecha, las locaciones, el vestuario, el manejo del color me llamó mucho la atención ya que todo se maneja con colores oscuros y opacos, pero si se dan cuenta, hay ciertos momentos de la historia en donde los colores se tornan más brillantes y fuertes, esto marca un cambio en la historia o en alguno de los personajes.

Véanla en Netflix, hagan maratón junto con la primera temporada, armen plan con sus amigos, pero ojo, no la recomiendo para niños menores de 15 años, me parece que es muy fuerte. Disfrútenla y no se pierdan ninguna de las series originales de Netflix.

(Visited 148 times, 1 visits today)

Deja un comentario

%d bloggers like this: