fbpx

La La Land

la la land


Director: Damien Chazelle
Guionista: Damien Chazelle
Productores: Fred Berger, Jordan Horowitz, Gary Gilbert, Marc Platt
Reparto: Ryan Gosling, Emma Stone, John Legend, J.K. Simmons
Título original: La La Land
Productora: Summit Entertainment
Género: Comedia musical, romántica

El baile y la música cobran vida en esta nueva cinta escrita y dirigida por Damien Chazelle, conocido por también escribir y dirigir la ganadora de tres Premios Óscar, WhiplashLa La Land lleva al espectador a vivir una experiencia alucinante, protagonizada por Emma Stone y Ryan Gosling, quienes interpretan a Mia Dolan y Sebastian Wilder. Ella es aspirante a actriz y el es músico de jazz. Ambos se cruzan una y otra vez hasta que se dan cuenta del amor que sienten el uno por el otro, sin embargo, su relación llegará a una gran incógnita que los pondrá a prueba.

Este gran musical nos recibe con una secuencia de baile increíble en una autopista de Los Ángeles, donde la historia está ambientada en época moderna. Aunque tiene su toque de los años cincuenta, con esto se ve un peculiar contraste entre ambas épocas. Se puede ver cómo este par de personajes han crecido a través de los años demostrándonos en La La Land toda su experiencia actoral y poniendo al descubierto su capacidad para la música. Emma con su color de voz, esa ronca que no es la típica y a la vez tan dulce como ella; al igual que Ryan, que en años anteriores lanzó un disco en solitario y tuvo su banda de rock independiente, acá vuelve a mostrarnos sus dotes de músico con su voz y frente al piano.

Realmente esta cinta enamora, hace que creamos de nuevo en ese mundo donde todo se podía solucionar cantando. La magia musical estuvo a cargo de Justin Hurwitz, todo un genio, ya que no hay ni una sola canción que no encaje en la película y todas son un éxito. Ser capaz de narrar una historia por medio de canciones debe ser increíblemente difícil, además de tener que encajar con el guión escrito por Chazelle y sin mencionar a la excelente coreógrafa Mandy Moore.

Los efectos son completamente maravillosos, las escenas de los protagonistas bailando en las estrellas, en París y demás, nos invitan a soñar con ellos, con sus metas y sus objetivos. Es aquí donde podemos ver que estas historias entrelazadas nos demuestran la lucha por sueños, amores, coraje, fe en uno mismo y en su pareja, por volver a empezar.

Mia, es una barista en un café que está ubicado en Warner Bros (Los Ángeles) y siempre ha querido ser actriz, así que su vida se resume en trabajar en el café e ir de audición en audición, sin mencionar las fiestas con sus amigas en donde conoce a Sebastián, un pianista que esta obsesionado con revivir la cultura del jazz clásico y fundar su propio bar en donde se haga homenaje a este género musical.

Además, vemos a una de las grandes estrellas de la música actuando, John Legend, quien hace el papel de Keith, un músico que contacta a Sebastián para que formen un grupo de jazz. J.K. Simmons una vez más hace aparición en las películas de Chazelle y esta vez encarna a Bill, el jefe de un pequeño restaurante y de Wilder, quien trabaja allí tocando el piano. Además, el filme cuenta con varios artistas reconocidos como Thom Shelton, Sonoya Mizuno y Rosemarie DeWitt, con mas de 130 extras, incluyendo actores, bailarines y músicos.

Austin Gorg fue el director de arte quien junto a aproximadamente 30 personas hicieron que la cinta visualmente luciera impecable. Cada espacio, cada escena y toma, tienen el aire perfecto entre los años cincuenta y la actualidad; un contraste entre varias cosas de la época, como por ejemplo la diferencia de carros entre el de Mia y el de Sebastián. El manejo de los colores logra resaltar muchas cosas del filme, la hermosa pared del cuarto de Mia, o los tonos oscuros en paralelo con la calidez de los personajes.

No se puede dejar atrás a Mary Zophres, quien fue la diseñadora de vestuario y que realmente es buena en lo que hace. El vestuario de Mia y Sebastián es bellísimo, desde los zapatos hasta la cabeza, todo combina, todo es acorde con cada escena. Una noche azul y estrellada combinada con un lindo vestido amarillo y una corbata oscura a juego con todo alrededor. Los famosos “zapatos cocacolos” vuelven a verse en esta gran historia. Cada prenda que se usa, cada color, cada corte, merece todo el respeto, al igual que el producto final.

La fotografía estuvo a cargo de Linus Sandgren, quien también ha trabajado en cintas como JoyThe Hundred-Foot Journey y American Hustle, películas nominadas a premios de la Academia. Su labor es brillante, pues se ve todo muy real pero al mismo tiempo nos transporta a un mundo donde solo las fantasías están permitidas.

La palabra que mejor describe a La La Land es “magia”. Aunque nos sitúa en un ambiente muy real, los efectos especiales nos transportan a un mundo paralelo donde los sentidos se mezclan con lo mágico de cada situación, de cada melodía y cada canción. Es por esto que La La Land ha sido calificada como una de las mejores películas de este año y sin dudarlo dejará mucho para hablar, por eso es ampliamente recomendable y una experiencia fantástica.

Leave a Comment

%d bloggers like this: