El Ejercito de los Muertos

Director: Zack Snyder
Productores: Wesley Coller, Deborah Snyder, Zack Snyder, Bergen Swanson.
Guionistas: Zack Snyder, Shay Hatten, Joby Harold
Reparto: Dave Batista, Ella Purnell, Ana de la Reguera, Omari Hardwick, Hiroyuki Sanada, Tig Notaro, Mattias Schweighöfer, Nora Arnezeder, Garret Dillahunt
Título original: Army of the Dead
Productora: Netflix
Género: Drama, acción, aventura

Luego de varios años de desarrollo, y un cambio de distribuidora. Zack Snyder regresa con una nueva película que lo lleva a sus raíces. Army of the Dead logra ser una película bastante divertida en momentos, pero que no logra cerrar de buena manera la gran idea que plantea su premisa.

Aunque admito que siempre he tenido problemas con la carrera de Zack Snyder, películas como El ejército de los muertos, son ideales para él. No son muy sustanciosas y pueden ser muy estilizadas. 

En mi caso, a mi me encanta Dawn of the Dead (que fue su debut como director) y definitivamente esta película parecía que tomaría esta avenida, pero antes de hablar de ella, algo de contexto.

Inicialmente Army of the Dead fue un proyecto que Snyder le presentó a Warner, aunque nunca se ha esclarecido la razón, para nadie es un secreto que luego de Batman v. Superman y Justice League, la relación entre ambos no es tan buena como antes.

Durante 2019, y una parte de 2020 fue todo el rodaje de El ejército de los muertos, pero Warner decidió pasar del proyecto, por lo que Netflix decidió comprar los derechos para lanzar la película en cines y luego en la popular plataforma de Streaming.

La película cuenta la historia de Scott Ward, un antiguo militar condecorado con la Medalla a la Libertad, que participó en la extracción del Secretario de Defensa, luego de que los zombies se tomaran la ciudad de Las Vegas. 

Años después, Bly Tanaka buscará a Ward para hacerle una propuesta. Entrar a la bóveda de su casino abandonado y robar 200 millones de dólares antes que el gobierno lance una bomba nuclear para acabará con todos los zombies en la ciudad.

Desde que escuché esa premisa, sabía que había potencial ilimitado para hacer una película de robos, con un equipo disparejo y divertido que al final se convertirían casi en una “familia”.

Pero no, me encontré con una película más dramática lo cual está bien y que durante una buena parte le hace justicia a su premisa, pero que poco a poco se cae por su propio peso.

Mi gran problema con Army of the Dead, es que todo lo interesante que construyó en la película lo desecha en el 3er acto. Esto no es algo necesariamente malo, pero la ejecución no fue la ideal. 

Lo principal es que hay algunos indicios o planteamientos se “ejecutan” al final, pero nunca fueron bien desarrollados entonces a pesar que son obvios, igual no cuentan con una base sólida para que yo como espectador me coma el cuento.

Irónicamente esto era fácil de solucionar, sencillamente debería plantear cosas desde mucho antes ya fuera usando un flashback o algo de utilería, una conversación o lo que sea. En especial porque la duración de la película se lo permite.

Pero, ahí es donde está el otro problema.

La película tiene una duración de 2 horas y 28 minutos, pero tiene momentos “muertos” donde realmente no pasa nada y no nos enteramos de nada realmente importante. Siento que para la duración Snyder fácilmente podría haber establecido puntos claves de la historia para que todo se sintiera más robusto. 

También debido a la duración hay temas que a mi parecer están mal puestos en la narrativa. Casi el cierre del 2do acto, eleva el riesgo al que todo el equipo debe enfrentarse. Hasta aquí todo bien, pero algunas cosas deberían suceder mucho antes.

Fuera de los 200 millones de dólares de la bóveda, otra de las metas es encontrar una persona  que se aventuró a Las Vegas para conseguir algo de dinero, este es un punto de contención entre Scott y otros personajes, pero… al final del día esto literalmente no afecta en nada y además desaparece al final y se queda así.

Aunque este planteamiento está casi desde el inicio de la película, su ejecución entra tan tarde que uno esperaría un resultado importantísimo para la trama, cosa que no resulta y su resolución a lo sumo, es fatal.

Sin duda una narrativa más enfocada en el robo sin tanto elemento “dramático humano” habría sido mejor para la película

Lo que más disfruté de Army of the Dead son algunos de sus personajes. Como buena película de robo, esto involucra reunir a un equipo de gente con particular set de habilidades,  que en algunos casos serán peces fuera del agua.

Dave Bautista es la persona que se lleva todos los elogios. Aunque ya lo habíamos visto hacer actuaciones más serias en películas como Blade Runner 2049, aquí su trabajo es bastante bueno. El personaje es un poco plano, pero él le saca provecho para que se sienta “más interesante”.

Dieter también fue uno de mis favoritos, el encargado de vencer la caja fuerte del casino Bly. Es el personaje que más se siente fuera de su elemento, este aunque en cierto punto suele ser el gracioso, también es el que “forja” la relación más interesante en la historia.

Personajes como Mickey Guzman, Chambers, Maria Cruz e incluso Vanderohe se quedan muy cortos, en especial Lily, que es un coyote que entra gente a Las Vegas. En el caso de la última es una oportunidad muy desaprovechada por parte de Snyder para darle una personalidad más marcada.

El caso más interesante de todos los personajes, es Tig Notaro como Marianne Peters. Durante el rodaje, el personaje de Notaro estaba interpretado por el comediante Chris D’Elia pero luego de varias acusaciones de acoso sexual en Junio de 2020, fue retirado de la película.

Notaro tuvo que actuar absolutamente todo, sin el cast y sobre una pantalla verde para luego ser puesta en la película por todo el equipo de efectos especiales. Esto es un caso bastante interesante y aunque en momentos se nota un poco más de lo normal, al final el resultado es muy bueno considerando la situación.

El ejército de los muertos fue filmada completamente con Snyder como director de fotografía. Esto en momentos se nota para bien o para mal. 

Acorde al director, se usaron algunos lentes especiales para darle un look menos “impecable” a la película y esto a veces juega en contra. No solo algunos planos tienen una luz rara, sino que parece que en puntos tuviera un filtro de Instagram, más que un trabajo profesional.

La película usa planos muchas veces, tediosos o más largos para su propio bien. Aunque sin duda hay varios que establecen detalles interesantes y muchos (muy al estilo de Snyder) son agradables de ver no siento que haya sido una gran idea que él estuviera detrás del lente.

Una de las cosas que más me decepcionó fue la música de Tom Holkenborg. El músico holandés ha trabajado varias veces con Snyder (incluyendo la música de su corte de Justice League), aquí me parece que pasa sin pena ni gloria.

La música no me parece que enaltezca nada de la narrativa e incluso algunas selecciones me parece que no funcionan adecuadamente con las cosas que veo en pantalla. Teniendo en cuenta el trabajo de Holkenborg en Mad Max: Fury Road, si es triste que se sienta tan plano en pantalla.

Army of the Dead es una película… regular.

Honestamente no es pésima, algunos de sus personajes y momentos de acción son ideales, además que logra usar de una buena manera los clichés clásicos del “género de robos” como lo hemos visto por décadas.

Pero a decir verdad lo que parecía un homerun para Snyder, resultó una película que tiene buenas ideas, pero que falla en establecerlas adecuadamente o darles un uso interesante. Esto se exacerba debido la duración, que fácilmente podría ser menor.

La película ya está disponible en Netflix.

(Visited 34 times, 1 visits today)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: