fbpx

Jumanji: El Siguiente Nivel

Director: Jake Kasdan
Guionistas: Jake Kasdan, Jeff Pinknerr, Scott Rosenberg.
Productores: Jeff Pinknerr, Jake Kasdan, Dwayne Johnson, Scott Rosenberg.
Reparto: Dwayne Johnson, Jack Black, Kevin Hart, Karen Gillian, Nick Jonas, Awkwafina, Alex Wolff, Morgan Turner, Danny DeVito y Danny Glover.
Título original: Jumanji: The Next Level
Productora: Seven Books Productions
Género: Aventura, comedia.

Hay que aceptarlo. Jumanji: Bienvenidos a La Jungla fue una gran reinvención del gran clásico protagonizado por Robin William en 1995. No solo se apropió de un medio en crecimiento como lo son los videojuegos para contar una historia, sino que también se apropió de su estructura, lenguaje y hasta sus clichés más recurrentes para construir un mundo tanto divertido como peligroso.

Si bien el fuerte no lo era su historia, si lo fueron sus personajes y es que ver a actores como La Roca, Karen Gillan, Jack Black y Kevin Hart interpretar a unos conflictuados estudiantes de secundaria, no solo dio pie a situaciones realmente hilarantes, sino también a un desarrollo bastante consistente para cada uno de ellos dentro de su propio arco argumental.

Con Jumanji: El Siguiente Nivel sucede algo similar, y aunque flaquea aún más en su apartado argumental, es una secuela que se siente divertida pese a “ser lo mismo”.

Tres años después de la primera película, seguimos ahora la vida universitaria de Spencer, Fridge, Martha y Bethany, quienes después de haber dejado la secundaria llevan vidas levemente diferentes a lo que imaginaban. Tomando como excusa una reunión esporádica, todos esperan encontrarse para ver qué tanto ha sucedido en tres años, sin embargo, lo que es la dicha de unos, es la desgracia de otros. 

Spencer no se siente a gusto con su vida y para sentirse nuevamente vivo vuelve a Jumanji. El problema, es que no regresa y cuando Fridge, Martha y Bethany descubren lo que hizo, no tienen más opción que volver al videojuego para rescatarlo. Solo que esta vez no encarnan los mismos avatares que en la primera película ya que a la aventura se suman dos nuevos personajes: Eddie (Danny DeVito), el abuelo de Spencer y Milo (Danny Glover), su amigo cascarrabias.

Aunque Jumanji: El Siguiente Nivel explora más a Spencer como personaje, lo cierto es que se enfoca más en Eddie y Milo, haciendo que argumentalmente la película se centre más en su relación y cómo evolucionan en Jumanji, por lo que los jóvenes quedan relegados a un segundo plano hasta que sea su momento para brillar.

Dicho esto, esta secuela se siente fragmentada en dos partes muy marcadas por la forma en cómo distribuye a los personajes. Dado que Eddie y Milo son los nuevos protagonistas, sobre ellos cae el papel de jugar como Xander Bravestone y Mouse Finbar, dando pie así para una GRAN cantidad de situaciones graciosas con La Roca y Kevin Hart haciendo de adultos cascarrabias.

Eventualmente el cast se reorganiza y ahí el protagonismo recae nuevamente en Spencer, Frigde, Martha y Bethany.

Al igual que en Bienvenidos a La Jungla, lo mejor de Jumanji como película es la interpretación de los personajes. En esta ocasión, La Roca no solo tiene que actuar como un Dany DeVito anciano y cascarrabias, sino que Kevin Hart hace también de abuelo, aunque este no es cascarrabias. Por su parte, Jack Black ahora hace de jock afroamericano con un gran complejo sobre su peso. 

Sin duda, la comedia es la gran fortaleza de El Siguiente Nivel, con situaciones algo cliché, como lo es que un anciano no escuche o entienda de lo que se le habla, pero que se sienten bien por la forma en que se presentan.

De hecho, el reflejo en la personalidad de Eddie como Bravestone y Milo como Mouse, es también una forma de presentar sus fortalezas y debilidades, además de sus vivencias y la forma en cómo ellos como personas afrontan sus problemas. Eddie es terco, voluntarioso e imprudente, mientras que Milo es más bien analítico y muy pasivo. Quizá DEMASIADO.

Desafortunadamente, estos mismos personajes tienen un defecto y es que son viejos, así que cuando no sirven para la trama, son relegados a un segundo plano.

Esto genera serios problemas de guion porque para el final del segundo acto la película empieza a acelerar su ritmo y comienza a introducir elementos convenientes para la trama para que esta cambie de “enfoque”. Así mismo, de un momento a otro decide hacer malabares con más personajes de los necesarios dentro de la historia, dos de ellos son ya conocidos, y los usa en una forma tan descarada que se hace evidente que están ahí para quitar a Eddie y a Milo del centro.

Obviamente, esto es contraproducente porque al final termina por interrumpir el arco argumental de Eddie y Milo, y termina por poner la “responsabilidad” del protagonista sobre Spencer cuando él estaba en medio de una crisis ajena a la de los ancianos. Para ser más exactos, la forma en que se resuelve todo no solo es inconclusa, sino perezosa.  

A lo largo de la película se tratan temas y conflictos personales que para el final se sienten igual que al principio. En ese sentido, el Siguiente Nivel, falla con respecto a Bienvenidos a la Jungla, ya que esta última se centró en lo esencial: establecer un arquetipo de personajes que poco van creciendo: el chicho/chica tímido/a que encuentra valor en si mismo, el jock de escuela que aprende de la humildad y la chica superficial que entiende que todo va más allá de las apariencias.

Fueron “enseñanzas” sencillas, pero que dentro del marco de la película funcionaron bien. En esta segunda entrega se trata de hacer lo mismo, pero termina por recaer en clichés y repetir conflictos ya antes explorados, como la susodicha inseguridad de Spencer.

Pese a todo, sería osado decir que Jumanji: El Siguiente Nivel no es divertida, aunque sí es importante hacer una GRAN anotación: es de esas películas “basura” que tienen un público muy específico. Sea que sean fans de La Roca, de Jack Black (como yo) o de Jumanji, es una película que se disfruta entendiéndola como lo que es: un cash-grab. No demerita la interpretación de sus actores, que es MUY buena, pero al fin y al cabo es una secuela más dentro de un plan corporativo que busca algo más grande: una trilogía.

Solo esperemos que su tercera parte sea más consistente en cuanto a historia, porque no dudo que la fórmula de actores adultos haciendo de jóvenes idiotas, jugando como adultos disfuncionales es ya de por si una idea maravillosa.

(Visited 51 times, 1 visits today)

Deja un comentario

%d bloggers like this: