fbpx

Jurassic World: El reino caído

Director: Juan Antonio Bayona
Guionista: Collin Trevorrow, Derek Connolly
Productores: Steven Spielberg, Frank Marshall, Pat Crowly,
Reparto: Chris Pratt, Bryce Dallas Howard, Rafe Spall, Justice Smith, Daniella Pineda, Isabella Sermon, James Cromwell, Toby Jones, Jeff Goldblum, B.D. Wong, Ted Levine
Título original: Jurassic World: Fallen Kingdon
Productora: Universal Pictures
Género: Aventura, ciencia ficción

Todo es oscuro, se escucha sólo tu respiración y estás a la espera de alguna luz. De repente todo cobra vida ante tus ojos. Aunque la imagen es oscura, puedes ver entre las turbulentas aguas a un par de exploradores buscando restos de dinosaurios. En medio de la tormenta, un helicóptero de aleja de lo que fue alguna vez un parque de diversiones donde el espectáculo principal, eran los dinosaurios.

Juan Antonio Bayona, director y productor español, logró hacer de esta, una de las mejores películas de dinosaurios que he visto, además de ser mucho más oscura que la primera. Puedo llegar a decir que es mejor que la anterior. Es verdad, desde el primer momento, Bayona te llena de acción. Contienes la respiración cada poco tiempo, te tapas la boca, gritas, ríes y porqué no, también lloras.

La cinta nos ubica cuatro años después en medio de un debate de si es correcto salvar a los dinosaurios o no, ya que la isla Nublar en donde viven está en peligro a causa de un volcán que está a punto de hacer erupción. Acá entra nuestra, ya conocida, Claire interpretada por Bryce Dallas Howard la cual trabaja en una organización que lucha por evitar una segunda extinción de estos prehistóricos animales. Ella trabaja junto a la doctora Zia Rodríguez, interpretada por Daniella Pineda, y al ingeniero de sistemas Franklin, interpretado por Justice Smith.

Benjamin Lockwood, quien es exsocio de Hammond en la clonación de dinosaurios, por medio de su asistente Eli Miller, contacta a Claire para proponerle ir a la isla a salvar a los dinosaurios y así poderlos trasladar a un lugar donde estén a salvo y sin interferencias humanas. Para esta expedición, nuestra protagonista necesita la ayuda de Owen, interpretado por Chris Pratt,  porque es el único que puede establecer un contacto con Blue, el único velociraptor que queda vivo.

Al llegar a la isla, Claire, Owen, la Dra. Zia y Franklin se ponen en la misión de buscar a Blue y reactivan su sistema de rastreo, pero a partir de ahí lo que ellos creían que era una misión de rescate, se vuelve una travesía para intentar salvar sus vidas. Descubren que todo es una trampa: Blue sale herida, Claire y Franklin están encerrados junto con un peligroso dinosaurio, la doctora es secuestrada y Owen es abandonado inconsciente en medio de la selva, sin mencionar que el volcán hace erupción.

Es tanta la acción que no descubres que el tiempo en la isla es poco hasta que vuelves a respirar. Inicialmente uno pensaría que todo se desarrolla allá, pero no. Sí logran salvar a algunas especies de dinosaurios (entre esos Blue), pero el fin con que lo hacen es tan oscuro y horrible que, pienso yo, la extinción hubiera sido mejor que eso.

Como toda historia, el malvado de esta es Miller quien lastimosamente se vuelve el tutor de la pequeña Maisie. Ella es la nieta de Benjamin Lockwood y es quien descubre todo el macabro plan que Miller tiene entre manos. Se lo cuenta a su abuelo sin darse cuenta que los dinosaurios no serán los únicos que correrán peligro en su hogar.

La historia me parece muy válida y acertada. El título le queda a la perfección porque el reino de los dinosaurios literal desaparece. Yo también caí en la trampa y le creí a Miller que él lo único que quería era el bienestar de estos animales, como lo quería Lockwood y también pensé que el final de los dinosaurios iba a ser mejor.

Imagino que se preguntarán por qué los dinosaurios se ven tan reales. Pues les cuento que para esta cinta se intentó hacer un equilibrio entre CGI (imágenes generadas por computador en 2D y 3D) y animatronics (muñecos mecánicos). El objetivo de esto es para lograr que el espectador no note la diferencia entre una cosa y la otra y se vea lo más real posible.

Aunque esta cinta es muchísimo más oscura que la anterior, tiene una connotación muy importante en nuestro presente como humanidad y es el maltrato animal. Podrá ser ciencia ficción, pero acá vemos el abuso, el maltrato, la venta de éstos como armas militares, los negocios en los mercados negros, la experimentación, entre muchas otras cosas que entran entre el maltrato.

Los recursos que usa el director para causar miedo son bastante buenos. Los pequeños detalles de las cortinas, las uñas, las sombras, un pequeño ruido o movimiento, inclusive las expresiones de los personajes, hacen que todos y cada uno de nosotros logremos sentir y compartir el miedo de los personajes.

Hablando también de los personajes, me parece muy ingenioso lo que Bayona hizo con cada uno de ellos. Todos son héroes. Claire es una mujer delicada que se vuelve toda una guerrera y luchadora cuando se trata de salvar vidas. No le importa salir herida, con tal de hacer lo que para ella es correcto: salvar a los dinosaurios. Owen fue la persona que educó a Blue, por lo tanto tiene una conexión mucho más profunda con ella y con los dinosaurios y es ese conocimiento que sale a relucir cuando debe salvarlos, no solo a ellos, sino a los demás humanos a su alrededor. Maisie es una pequeña niña aventurera que, como cualquier niño, es amante de los animales, aunque por el entorno en el que ha crecido, los dinosaurios son sus favoritos. Ella, después de conocer una dura verdad, sin titubear cambia el rumbo de toda la película. La doctora Rodríguez y el Ing. de sistemas Franklin, ponen su granito de arena: ella salvando la vida de Blue y el usando todos los sistemas para poder evitar quedar atrapados y morir.

En resumidas cuentas, esta cinta tiene todo lo que una buena película puede tener: acción, drama, comedia, suspenso y terror. Aunque principalmente es una aventura, Bayona logró combinar todos los géneros posibles dándole un toque fantástico y maravilloso. ¿Quién podría imaginarse que es posible llorar en una película de acción de dinosaurios? Pues les cuento que si lloran con facilidad, como yo, es muy pero muy posible que una que otra lágrima salga de sus ojos, además de un millón de carcajadas y obviamente gritos ahogados. La recomiendo muchísimo y por favor no dejen de verla. 

(Visited 74 times, 1 visits today)

Deja un comentario

%d bloggers like this: