Avatar: el camino del agua

Director: James Cameron
Productores: James Cameron, Richard Baneham, Jon Landau, David Valdes
Guionistas: James Cameron, Amanda Silver, Rick Jaffa
Reparto: Sam Worthington, Zoe Saldana, Sigourney Weaver, Stephen Lang, Kate Winslet, Cliff Curtis, Joel David Moore, CCH Pounder, Jamie Flatters, Britain Dalton, Trinity Jo-Li Bliss, Jack Champion
Género: ciencia ficción, aventura
Título original: Avatar: The Way of Water

Salir del cine alucinando después de ver Avatar: el camino del agua, fue una experiencia maravillosa. Sinceramente pensé que la primera vez que había visitado Pandora había sido increíble, pero después de ser testigo de esto, simplemente no he podido encontrar las palabras perfectas para describirlo.

Ya han pasado 10 años desde la llegada de los hombres del cielo a Pandora, 10 años en donde Jake Sully ha vivido como Na’vi y líder de la tribu y 10 años en donde se convirtieron en padres de 4 niños. Ahora, hay nuevos personajes, nuevas aventuras y, por supuesto, una gran amenaza que se encargará de destruir mucho, pero mucho es mucho. Esta cinta se centra en la familia y, por cuidarlos, deben abandonar su hogar, su tribu y buscar nuevos horizontes, así crean el camino del agua hasta su nuevo hogar.

Mi corazón se volvió azul

De principio a fin mi corazón latió más de lo normal. Avatar: el camino del agua, logró que mi corazón explotara, saltara, casi se me saliera del pecho, se riera y sufriera, casi todo al mismo tiempo. Y es que está cinta es mágicamente azul. Y no solo por los Na’vi (que descubrí que no todos tienen “el mismo tono de azul”), también por toooda la magia que se ve en la naturaleza de esta película, y no me mal interpreten, sé que los efectos son ufff y hacen toda la naturaleza de Pandora.

La banda sonora original es otra cosa que hizo que me explotara la cabeza. Todo lo que suena se mezcla a la perfección con lo que vemos en pantalla. Realmente cada cosa que van a escuchar mientras ven la peli, es de otro planeta. En serio, van a transportarse, directivo a Pandora. El single principal de Avatar: el camino del agua, se llama Nothing is Lost (You Give Me Strength). Está escrita por The Weekend y producida por Swedish House Mafia junto con Simon Franglen, quien es el compositor de toda la banda sonora original y para que se hagan una idea, este hombre fue nominado a los Grammy al premio a Mejor canción escrita para medios visuales con I See You de Avatar y ganador del premio a Mejor grabación del año para My Heart Will Go On de Titanic.

Los efectos más top del planeta tierra

Debo decir que tomarse el tiempo para hacer esta cinta, fue lo mejor que James Cameron pudo hacer. Se nota en cada segundo de esta cinta la pasión y el amor que siente por Pandora y los Na’vi. Estos efectos son revolucionarios, logran envolver todos los sentidos y llevarlos a otro nivel, haciendo que el público se sienta parte de lo que está pasando en la pantalla. El director hizo su magia: rodar Avatar :el camino del agua con una mezcla entre 3D y 4K. Se supone que para esta calidad de imagen, las personas no necesitarían gafas especiales para ver lo efectos, pero es algo sumamente costoso para que sea comercial, aunque… acá vemos que para Cameron no lo es.

De hecho, la alta velocidad de los fotogramas, crea una experiencia completamente nueva para los ojos de todo el mundo. Se reproducen algunas escenas en 48 cuadros por segundo en lugar de los 24 fps que es lo estándar. El ritmo, el doble de fotogramas y la velocidad hace que haya mayor cantidad de detalles y la experiencia visual sea una cosa de locos. Esto también ayuda a que no se pierda nada en pantalla. El objetivo de Cameron fue que se pudiera concebir la imagen como un todo, poder captar no solo lo que cada personaje hace, sino toda la fauna y naturaleza alrededor, y créanme, lo logró totalmente.

Esta tecnología HFR (High Frame Rate) es comúnmente usada en los videojuegos porque mejora muchísimo la imagen. Aunque esta tecnología es bien particular, solo algunas películas han usado esto, como la trilogía de El Hobbit y Gemini Man.

Crítica pura y dura

Debo decirles que desde que empezó la película, en todo momento me pregunté: “¿qué clase de humanos somos?”. Realmente James Cameron se tomó el trabajo y todo el tiempo del mundo para hacer una crítica sobre lo que nosotros le estamos haciendo a nuestro planeta. En Avatar: el camino del agua, se ve claramente cómo “la gente del cielo” destruye su planeta (la Tierra) y va en busca de otro, pero no contentos con eso, llegan, también, a destruir Pandora para moldear todo a sus necesidades sin importar las consecuencias, pasar por encima de la naturaleza, de los que viven ahí y destruir todo a su paso.

Las ballenas son los animales más grandes del mundo y su caza se ha encargado de llevarlas al borde de la extinción. En el siglo XX, estuvieron a punto de desaparecer por la industria ballenera. Obviamente esto no es lo único. A eso súmenle: cambio climático, contaminación del agua por basuras, la explotación pesquera y el tráfico marítimo. Aunque desde 1986 se prohibió su caza y captura, muchos siguen haciéndolo escudándose en que es con fines científicos y educativos. Acá les dejo algunos datos de Greenpeace:

  • En el último siglo han sido 3 millones de ballenas han muerto siendo cazadas.
  • Las ballenas grises viajan 20.000 km desde México hasta Alaska.
  • El avistamiento de ballenas, genera alrededor de $2.000 millones cada año a nivel mundial en 119 países diferentes con aproximadamente 13 millones de espectadores.

El camino del agua

Avatar: el camino del agua, es sin duda alguna, una de las mejores películas del año y, por supuesto, una de mis favoritas visualmente. No tengo queja alguna de esta película. Siento que todo está demasiado bien hecho. Tiene un gran argumento y un buen guion. Amo el regreso de algunos personajes y, así mismo, me encantaron muchos de los personajes nuevos. Creo que todo hizo un match perfecto en la historia, todo tiene (obviamente, es muy claro) una razón de ser. La fortaleza y templanza de los líderes de la nueva tribu que conocemos es ufff. Ellos son Tonowari (Cliff Curtis) y Ronal (Kate Winslet), quienes le dan la bienvenida a Jake (Sam Worthington) y Ney’tiri (Zoe Saldana) junto con sus hijos.

Este cambio fue una cosa mágica para la historia, es increíble todo lo que se ve, todo el ecosistema que se crea y como estas culturas de unen, se enseñan y sobre todo: luchan juntas. Salí realmente enamorada de Avatar: el camino del agua. Es una película que, sencillamente, todo el mundo debería ver. Aunque siento que no está hecha como para niños muy peques porque sí siento que tiene escenas duras para ellos. Además, para que puedan disfrutar de todos los efectos y la cosa maravillosa que este director y los actores hacen debajo del agua, ¡vayan a las salas de cine! Es un imperdible que sí o sí se tiene que ver en pantalla gigante, en 3D, en IMAX.

Puntaje: 5.0

Créditos fotos: © 2022 20th Century Studios. All Rights Reserved.

(Visited 39 times, 4 visits today)

Deja un comentario