Ambulancia

Director: Michael Bay
Guionista: Chris Fedak
Productores: Michael Bay, Bradley J. Fischer, James Vanderbilt, William Sherak, Ian Bryce
Reparto: jake Gyllenhaal, Yahya Abdul-Mateen II, Eiza González, Garret Dillanhunt, A. Martínez, Keir O’Donnell, Moses Ingram, Olivia StamBouliah
Productora: Universal Pictures
Género: suspenso, acción

Michael Bay trae de la mano de Universal, una nueva película de acción, esta vez una de la que no podemos apartar los ojos de la pantalla. De forma increíble durante más de 120 minutos las actuaciones de Eiza González, Yahya Abdul-Mateen II, y especialmente la de Jake Gyllenhaal, nos mantienen en una nota alta, nos cautivan y nos llevan a través de un montón de emociones y drama que nos hacen permanecer expectantes en una gran mayoría de escenas.

Aparentemente no se duda en aplicar todos los clichés y la inclusión de diversidad que espera Hollywood en estos tiempos y por fortuna esto aporta, pues permite tener una sensación de cercanía por lo menos con uno de los personajes además de sacar una que otra sonrisa, siendo estas muy necesarias en medio de toda la acción y el drama en los que nos vemos envueltos siguiendo esta emocionante persecución que casi parece la misión de un videojuego.

Como era de esperarse, gran parte de Ambulancia transcurre en el interior de un vehículo, tanto en este como en otros escenarios abundan los planos cerrados, lo que magnifica la tensión vivida en cada momento: la estrechez de este espacio y la intimidad que produce nos llevan a generar un tipo de empatía particular con casi todos los personajes. Es en estos momentos de gran intimidad cuando son revelados ciertos nudos de la trama, que nos ofrecen pistas del pasado de los personajes. Estas pistas son capaces de agregar capas valiosas para el desarrollo de la historia, si bien algunas de estas pretenden pasar por sutiles, finalmente resultan siendo bastante directas.

Por otra parte, en ciertos momentos aparecen escenas de acción y efectos especiales que llegan a ser innecesarios, llegando a caer casi en lo ridículo, pero que resultan siendo momentos mínimos cuando se mira el gran plano que logra generar el filme. Sería difícil no encontrar este tipo de escenas en una película de acción de Hollywood, pues algunos ojos podrían echarlas en falta y ciertamente son espectaculares al contar con una producción y realización notables. Vale la pena destacar que existen ciertas escenas que son difíciles de mirar, son viscerales y algo fuertes para un ojo común.

Tras todo el despliegue que se ha armado y un muy buen rato de tenernos pegados a la silla y con los ojos detenidos en la pantalla, al final la travesía vuelve a caer una cierta calma, la cual viene dada por la resolución de incertidumbres; los ánimos se tranquilizan sin perder intensidad y se nos trae de vuelta a una realidad más pausada.

La película podría ser una digna representación en la pantalla grande de una entrega de la franquicia Grand Theft Auto: autos corriendo por Los Ángeles, un gran robo, una persecución policiaca y algo de drama aportado por dilemas familiares. Cumple con todo lo que se le puede exigir a una película de acción de estos tiempos, desde los efectos especiales a las capas que tejen la historia y grandes actuaciones de ya conocidos en la gran pantalla. Sin duda es una gran película, que aún por entretenimiento puro y duro, se aprecia para una divertida tarde en familia o con amigos, sin mucho sobre lo que reflexionar sino tan solo para sentarse y disfrutar.

(Visited 14 times, 1 visits today)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: