fbpx

After

Director: Jenny Gage
Guionistas: Anna Todd (escritora), Tamara Chestna, Jenny Gage, Susan McMartin
Productor: Anna Todd, Jennifer Gibgot, Courtney Solomon, Mark Canton, Adam Silver, Adam Shankman, Robert Jones (XV)
Reparto: Josephine Langford, Hero Fiennes-Tiffin, Samuel Larsen, Dylan Arnold, Khadijha Red Thunder, Innana Sarkis, Pia Mia, Shane Paul McGhie, Selma Blair
Título original: After
Género: Drama, romántica

Tessa (Josephine Langford) odia que le digan Theresa porque le recuerda a su padre. Es una joven sencilla la cual se ha preparado toda su vida para cumplir con los planes que ella y su mamá tienen en mente para su futuro, específicamente: llegar a la universidad.

Se podría decir que es una mujer sicorrígida que planea el momento desde que se levanta hasta que se duerme. Todo para ella debe estar siempre a tiempo, en perfecto estado y organizado, es por esto que, cuando entra a la universidad, se da cuenta que no todo puede ser planeado.

Llega su primer día de universidad y Tessa claramente está ansiosa, nerviosa y feliz. La acompañan su mamá Carol (Selma Blair) y su novio (Dylan Arnold). Al llegar al campus, Carol entra en shock al ver la compañera de cuarto de su hija, una joven llena de tatuajes y piercings llamada Steph.

Cuando por fin Tessa queda instalada en el campus, Steph aprovecha y la invita a una fiesta en su primer fin de semana en la universidad. Ella accede y es ahí en donde conoce a Hardin (Hero Fiennes-Tiffin), quien es completamente opuesto a ella, al igual que todo el círculo de amigos de Steph.

Se podría decir que Hardin es un “chico rudo” de universidad, que también lleva el cuerpo lleno de tinta. Serio, duro, callado. Además, se dedica a hacerle la vida imposible a Tessa. Comentarios, actitudes y cosas que la hacen sentir mal.

Desde ahí, desde el mismo instante que sus miradas se cruzan, empieza un acertijo de actitudes y sentimientos entre este par de personajes que los llevaran a odiarse y a quererse en cuestión de minutos. Ustedes mismos se preguntarán el por qué de las actitudes de Hardin.

Siempre cuando vemos este tipo de películas de amores y odios y amores nuevamente, sabemos qué va a pasar o cómo. Sin embargo, la directora logró plasmar la historia de tal forma que, aunque supiéramos qué iba a pasar (hablo por los que ya se leyeron el libro), siempre había algo que sorprendía. Hubo muchas cosas que no esperaba y que me alegró verlas en pantalla.

Una cosa que me encantó es que la película está llena de luz. La mayoría de las partes son claras, otras son más oscuras y otras juegan con diferentes tipos de luz. Yo lo percibí así: las partes más claras es donde siempre esta Tessa; nos cuenta su historia, su vida. Las partes más oscuras son de Hardin, ya que siempre lo vemos como un chico rudo, retraído pero imponente y petulante y cuando están juntos, se nota mucho más la mezcla de colores, su unión.

Hay cosas tan simples en la película que de pronto no alcanzamos a percibir como especiales de cada quien. Lo mismo que pasa con el manejo de la iluminación pasa con el vestuario. Ella, siempre “pura”, precavida, recatada, siempre “puesta en su sitio”. mientras que Hardin es completamente lo opuesto, siempre viste de oscuro, su aura es igual, todo su espacio también. Donde vive y demás es todo opaco, con falta de colores. Pero lo que más me gusta del manejo que le dan a esta cinta es que, o por lo menos yo lo percibo así, es que ellos dos son como el Yin y el Yang.

Para los que no saben, esta historia esta basada en los integrantes de la banda One Direction. Hardin tiene un estilo similar al de Harry Styles y sus amigos también tienen cosas de los cantantes: Zed se asemeja con Zayn Malik, Nate es parecido a Niall Horan, Logan está inspirado en Louis Tomlinson y finalmente Landon con cosas de Liam Payne.

Cabe aclarar que la autora se centró en la parte física. Toda la parte de personalidad y emociones es completamente ficción y no tiene nada que ver con los músicos que conformaron este grupo. Su historia empezó online con un sitio web que se llamaba Wattpad y fue ahí en donde Josephine leyó algunos capítulos de After sin llegar a imaginarse que años después ella sería la protagonista de la película.

Aunque es una película con una historia que hemos visto una y mil veces, siempre pasa eso, vale la pena ir a verla porque precisamente eso es lo que hace diferente a cada una de las películas con estos temas, y es que tienen enfoques diferentes, manejos diferentes así como visiones distintas de directores.

Corran a verla, a repetirla y por supuesto, se darán cuenta, muchos de ustedes, que van a salir con ganas de leerse los libros.

(Visited 210 times, 3 visits today)

Deja un comentario

%d bloggers like this: